En su fiesta, 9 de mayo de 2020

Recordando a Santa Luisa de Marillac

En enero del año 2016, la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos trasladó la fiesta litúrgica de Santa Luisa de Marillac al día 9 de mayo. Por eso, cada año en esta fecha especial, la Familia Vicenciana celebra con gozo y con agradecimiento la inmensa figura de esta mujer excepcional y de esta cristiana lúcida y comprometida.

Es cierto que, este año, a causa de la pandemia del Covid-19, no podemos celebrar a Luisa de Marillac con la solemnidad y la participación multitudinaria que desearíamos. Pero ello no impide celebrarla, aún más intensamente, en nuestros corazones, en nuestras comunidades y en nuestras casas. Es otra manera, más profunda si cabe, de celebración y de acción de gracias.

Y todavía es más importante fijarnos en su vida de lucha y superación, en su entrega total y radical a los pobres, en su identificación plena con Jesucristo, en su descubrimiento y experiencia de la misericordia y la ternura de Dios.

Este 9 de mayo de 2020 es una fecha muy oportuna y adecuada para repasar todas las facetas de la existencia de Luisa de Marillac, como un arcoíris lleno de bellos y significativos colores. Comenzando por su opción incondicional de servicio a Jesucristo en la persona de los pobres, los marginados, los excluidos sociales, los vulnerables… Y siguiendo por una lista interminable de adjetivos que conforman y vertebran su persona: fundadora, contemplativa, organizadora, formadora, tenaz, creativa, humilde, llena de ternura, perspicaz, escrutadora de los signos de los tiempos…

No en vano el día 24 de julio de 1660, casi cuatro meses después de la muerte de Luisa de Marillac, Vicente de Paúl, glosando sus virtudes, decía a las primeras Hijas de la Caridad: ““Hermanas mías, ¡qué hermoso cuadro ha puesto Dios ante vuestros ojos! Sí, es un cuadro al que tenéis que mirar como un prototipo que os anime a hacer lo mismo, a adquirir esa humildad, esa caridad, esa tolerancia, esa firmeza en toda su conducta, acordándoos de cómo tendía en todas las cosas a conformar sus acciones con las de Nuestro Señor... Estáis obligadas a seguir su ejemplo; si deseáis ser buenas Hijas de la Caridad, estáis obligadas a poner los ojos en sus virtudes... Hemos visto ese hermoso cuadro delante de nosotros. Nos queda ahora hacer de ella un modelo; y para eso, es preciso que la conozcamos”.

Celestino Fernández, C. M.

Comparte

Por Fechas

Noticias lista

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80
  • 81
  • 82
  • 83
  • 84
  • 85
  • 86
  • 87
  • 88
  • 89
  • 90
  • 91
  • 92
  • 93
  • 94
  • 95
  • 96
  • 97
  • 98
  • 99
  • 100
  • 101
  • 102
  • 103
  • 104
  • 105
  • 106
  • 107
  • 108
  • 109
  • 110
  • 111
  • 112
  • 113
  • 114
  • 115
  • 116
  • 117
  • 118
  • 119
  • 120
  • 121
  • 122
  • 123
  • 124
  • 125
  • 126
  • 127
  • 128
  • 129
  • 130
  • 131
  • 132
  • 133
  • 134
  • 135
  • 136
  • 137
  • 138
  • 139
  • 140
  • 141
  • 142
  • 143
  • 144
  • 145
  • 146
  • 147
  • 148
  • 149
  • 150
  • 151
  • 152
  • 153
  • 154
  • 155
  • 156
  • 157
  • 158
  • 159
  • 160
  • 161
  • 162
  • 163
  • 164
  • 165
  • 166
  • 167
  • 168
  • 169
  • 170
  • 171
  • 172