En Tegucigalpa (Misión de Honduras)

Ordenación de diácono de José Luis López Martínez, C. M.

En una emotiva celebración, que tuvo lugar en la parroquia Medalla Milagrosa de Tegucigalpa (Honduras), el sábado 7 de marzo de este año 2020, se llevó a cabo la ordenación diaconal de José Luis López Martínez, C. M., por oración consecratoria e imposición de manos del cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga.

Mons. Rodríguez Maradiaga aprovechó la oportunidad para recalcar que en el servicio al pueblo de Dios mediante la Palabra, la liturgia y la caridad, se está llamado a encontrar a Cristo en los pobres, porque la presencia de Cristo es sacramental, no física. Cristo pobre nos llama desde las periferias y nos invita a responder. La espiritualidad vicenciana es la respuesta a la llamada de Cristo pobre entre los empobrecidos. No se trata sólo de citas del santo Fundador, ni de oraciones, virtudes, obras ni actos de piedad, se trata del seguimiento de Jesús entre los más pobres y excluidos.

El tener un nuevo diácono es motivo de mucha alegría para la Congregación de la Misión, especialmente para la Provincia San Vicente de Paúl-España, Región de Honduras, que poco a poco va viendo crecer el número de sus misioneros. Esto significa que el trabajo, dedicación y ejemplo de los sacerdotes, que por años han estado trabajando en esta región, ha servido de motivación para que surjan nuevas vocaciones comprometidas con Jesús en el carisma vicenciano, mediante el servicio y la evangelización a los más necesitados.

“Aquí estoy Señor para hacer tu voluntad”, fue la frase que escogió el ahora diácono para reflejar su compromiso con la Iglesia y ambientar esta fiesta. La celebración comenzó a las 10,00 horas, en la cual estuvieron presentes los Padres Vicentinos de la Región, acompañados por los cohermanos de la provincia de Eslovaquia destinados en Honduras, así como algunos sacerdotes y diáconos del clero diocesano, mercedarios, franciscanos, Hijas de la Caridad y un grupo considerable de fieles que hicieron acto de presencia para celebrar este acontecimiento único en la vida de nuestro cohermano.

La vocación y el carisma siempre incluyen la dinámica de la llamada y la respuesta, y en esta celebración se tuvo la oportunidad de presenciar una respuesta positiva al llamado de Jesús y la aceptación de un compromiso con la Congregación de la Misión: “Evangelizare pauperibus misit me”.

Que el Espíritu Santo vaya guiando nuestra vocación hacia la vivencia del carisma en nuevas situaciones, y podamos vivir y compartir el Evangelio en las realidades que se nos presentan, es decir, adoptando nuevos estilos de vivir el carisma, de vivir la misión.

Junior Omar Martínez, C. M.

Seminarista

Comparte

Por Fechas

Noticias lista

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80
  • 81
  • 82
  • 83
  • 84
  • 85
  • 86
  • 87
  • 88
  • 89
  • 90
  • 91
  • 92
  • 93
  • 94
  • 95
  • 96
  • 97
  • 98
  • 99
  • 100
  • 101
  • 102
  • 103
  • 104
  • 105
  • 106
  • 107
  • 108
  • 109
  • 110
  • 111
  • 112
  • 113
  • 114
  • 115
  • 116
  • 117
  • 118
  • 119
  • 120
  • 121
  • 122
  • 123
  • 124
  • 125
  • 126
  • 127
  • 128
  • 129
  • 130
  • 131
  • 132
  • 133
  • 134
  • 135
  • 136
  • 137
  • 138
  • 139
  • 140
  • 141
  • 142
  • 143
  • 144
  • 145
  • 146
  • 147
  • 148
  • 149
  • 150
  • 151
  • 152
  • 153
  • 154
  • 155
  • 156
  • 157
  • 158
  • 159
  • 160
  • 161
  • 162
  • 163
  • 164
  • 165
  • 166
  • 167
  • 168
  • 169
  • 170
  • 171
  • 172
  • 173